lunes, 9 de febrero de 2015

LOS NUEVOS MODELOS DE LA INTELIGENCIA: LA INTELIGENCIA EMOCIONAL Y LAS INTELIGENCIAS MÚLTIPLES.



INTELIGENCIA EMOCIONAL


Daniel Goleman es un psicólogo estadounidense, redactor de la sección de ciencias de la conducta y del cerebro del periódico The New York Times y profesor de psicología en la Universidad de Harvard, en la que obtuvo su doctorado y adquirió fama mundial a partir de la publicación de su libro Inteligencia Emocional en 1995.

Basándose en la investigación más vanguardista del cerebro y las neurociencias, este autor explica por qué personas con un elevado Cociente Intelectual (CI) fracasan en su vida, mientras que otras personas con un CI más modesto triunfan de forma notoria y evidente, proponiendo el concepto de “inteligencia emocional” como forma de interactuar con el mundo teniendo en consideración las emociones y sentimientos lo cual permite a los individuos desarrollar de forma adecuada el control de impulsos, la autoconciencia, la motivación, la empatía y el altruismo, indispensables para una buena y creativa adaptación a la sociedad.

Resulta evidente que todas estas capacidades emocionales no se desarrollan en la escuelas de primaria y secundaria, o si lo hacen es de una manera aislada y poco significativa frente al desarrollo de la tradicional “inteligencia académica”.

Sin embargo como explica Goleman en su libro hay que tener muy en cuenta la investigación llevada a cabo entre padres y profesores que demuestra el aumento de la tendencia en la presente generación infantil al aislamiento, la depresión, la ira, la falta de disciplina, el nerviosismo, la ansiedad, la impulsividad y la agresividad, un aumento, en suma, de los problemas emocionales.

La solución está, para Goleman, en la forma en que se prepara a niños y jóvenes para la vida, potenciando el papel que deben desempeñar las escuelas en la educación integral del estudiante, reconciliando en las aulas a la mente y al corazón.

Por otra parte Goleman explica como en estudios realizados preguntando a empresarios se revela que más de la mitad de los trabajadores carecen de la motivación necesaria para aprender y mejorar en su empleo. Cuatro de cada diez son incapaces de trabajar en equipo y sólo el 19% de los que se esfuerzan por alcanzar el nivel requerido para el trabajo demuestran tener suficiente autodisciplina en sus hábitos laborales. Lo que demandan los empresarios de sus nuevos trabajadores, las competencias técnicas concretas no eran más importantes que la habilidad subyacente para aprender el trabajo. Pero, además de esta cualidad, los empresarios enumeraban también las siguientes: 
  • Capacidad de escuchar y de comunicarse verbalmente 
  • Adaptabilidad y capacidad de dar una respuesta creativa ante los contratiempos y los obstáculos 
  • Capacidad de controlarse a sí mismo, confianza, motivación para trabajar en la consecución de determinados objetivos, sensación de querer abrirse un camino y sentirse orgulloso de los logros conseguidos 
  • Eficacia grupal e interpersonal, cooperación, capacidad de trabajar en equipo y habilidad para negociar las disputas 
  • Eficacia dentro de la organización, predisposición a participar activamente y potencial de liderazgo.

Así pues, sólo uno de los siete rasgos más valorados por los empresarios tenía un carácter académico, la competencia matemática y las habilidades de lectura y escritura. 

Otro estudio acerca de lo que las empresas buscan en los nuevos licenciados en gestión empresarial arroja también una lista muy parecida. En este último caso, las tres capacidades más valoradas son la iniciativa, la capacidad de comunicación y las habilidades interpersonales. Como comentaba a Goleman Jill Fadule, directora del departamento de admisiones y becas de la Harvard Business School: «la empatía, la asunción del punto de vista de los demás, la comunicación y la cooperación se cuentan entre las competencias que esta universidad valora más en quienes aspiran a ingresar en ella». 

INTELIGENCIAS MÚLTIPLES


Howard Gardner es un psicólogo, investigador y profesor de la Universidad de Harvard, conocido en el ámbito científico por sus investigaciones en el análisis de las capacidades cognitivas y por haber formulado la teoría de las inteligencias múltiples, la que lo hizo acreedor al Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2011.

La teoría de las inteligencias múltiples, señala que no existe una inteligencia única en el ser humano, sino una diversidad de inteligencias que marcan las potencialidades que tiene cada persona. Estas inteligencias trabajan juntas, aunque como entidades semi-autónomas. Cada persona desarrolla unas más que otras., dependiendo en gran medida en el énfasis que ponga la educación en el desarrolla de cada una de ellas. Son las siguientes

1. Inteligencia lingüística. En los niños y niñas se aprecia en su facilidad para escribir, leer, contar cuentos o hacer crucigramas.
2. Inteligencia Lógica-Matemática. Se aprecia en los menores por su interés en patrones de medida, categorías y relaciones. Facilidad para la resolución de problemas aritméticos, juegos de estrategia y experimentos.
3. Inteligencia Corporal y Cinética. Facilidad para procesar el conocimiento a través de las sensaciones corporales. Deportistas, bailarines o manualidades como la costura, los trabajos en madera, etc.
4. Inteligencia Visual y Espacial. Los niños y niñas piensan en imágenes y dibujos. Tienen facilidad para resolver rompecabezas, dedican el tiempo libre a dibujar, prefieren juegos constructivos, etc.
5. Inteligencia Musical. Los menores se manifiestan frecuentemente con canciones y sonidos. Identifican con facilidad los sonidos.
6. Inteligencia Interpersonal (inteligencia social). Se comunican bien y son líderes en sus grupos. Entienden bien los sentimientos de los demás y proyectan con facilidad las relaciones interpersonales.
7.Inteligencia Intrapersonal (inteligencia emocional). Relacionada con la capacidad de un sujeto de conocerse a sí mismo: sus reacciones, emociones y vida interior.
8. Inteligencia Naturalista o de facilidad de comunicación con la naturaleza; que consiste en el entendimiento del entorno natural y la observación científica de la naturaleza como la biología, geología o astronomía

Para Gardner, la inteligencia natural no es algo idéntico en todos los individuos, sino una base bio-psicológica individual, formada por combinaciones de potencialidades múltiples que no siempre se despliegan como consecuencia de una educación estandarizada que no distingue los matices diferenciales del individuo.

Estos dos modelos actuales sobre la inteligencia humana están estrechamente relacionados con las competencias educativas básicas planteadas tanto a nivel nacional como internacional, como puede verse en el cuadro 1.

Inteligencia


Competencia educativa básica

Lingüística

Comunicación Lingüística
Lógico-Matemática

Matemática
Corporal y cinética
Naturalista
Conocimiento e interacción con el mundo físico
Visual y espacial
Musical
Cultural y artística
Interpersonal

Social y ciudadana
Intrapersonal
Aprender a aprender
Autonomía e iniciativa personal

Respecto a la competencia digital se ha convertido hoy día en una competencia transversal que implica tanto las diversas inteligencias como las demás competencias básicas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario