viernes, 13 de marzo de 2015

CONCEPCIONES DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL



Desde finales del siglo pasado han venido adquiriendo una importancia creciente en el campo de la psicología,  de la educación e incluso de la empresa conceptos como Inteligencia Emocional, competencias emocionales o socio-emocionales, habilidades emocionales, educación emocional...En cualquier caso la idea subyacente a las distintas denominaciones y concepciones es que el éxito y el bienestar de las personas no tiene porqué depender de un buen nivel de inteligencia (en el sentido tradicional de la misma) y/o de competencias   y expedientes académicos excelentes, y de que otras capacidades, habilidades y competencias parecen tener una influencia más determinante en ese éxito o bienestar.


GADNER Y LAS INTELIGENCIAS MUÚLTIPLES.


En los años 80 del siglo XX Howard Gardner, psicólogo de la Universidad de Harvard y premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, propuso su teoría de la inteligencias múltiples, entre las cuales incluía como novedad significativa las inteligencias intrapersonal (conocimiento de los aspectos internos de una persona, de las propias emociones junto a la capacidad de discriminar discriminaciones emociones, ponerles un nombre y de utilizarlas para interpretar y orientar la propia conducta) e interpersonal (capacidad para reconocer y responder a los sentimientos y personalidades de los otros y de interaccionar y cooperar con ellos).


EL MODELO DE SALOVEY Y MAYER


Poco después fueron Salovey y Mayer quienes proponen el nuevo concepto de Inteligencia Emocional como “la habilidad de las personas para percibir (en uno mismo y en los demás) y expresar las emociones de forma apropiada, la capacidad de usar dicha información emocional para facilitar el pensamiento, de comprender y razonar sobre las emociones y de regular las emociones en uno mismo y en los demás”.

El modelo de I.E. propuesto por Mayer y Salovey es un modelo de habilidad y está apoyado en considerable  investigación empírica. Este modelo plantea la existencia de cuatro componentes de la I.E.:

Percepción emocional.
  • Habilidad para identificar las propias emociones.
  • Habilidad para identificar emociones en otras personas.
  • Habilidad para expresar correctamente los propios sentimientos y las necesidades asociadas.
  • Habilidad para diferenciar expresiones emocionales honestas y deshonestas.
Comprensión emocional.
  • Habilidad para designar las diferentes emociones y reconocer las relaciones entre la palabra y el significado de la emoció.n
  • Habilidad para entender las relaciones entre las emociones y las situaciones a las que obedecen.
  • Habilidad para comprender emociones complejas y/o sentimientos simultáneos de amor/odio.
  • Habilidad para reconocer las transiciones de unos estados emocionales a otros.
Facilitación o asimilación emocional.
  • Uso de las emociones para facilitar el pensamiento al dirigir la atención a lo más importante.
  • Uso de las emociones como ayuda para formar juicios y recuerdos respecto a emociones.
  • Uso de las variaciones emocionales para cambiar la perspectiva y la consideración de múltiples puntos de vista.
  • Uso de los estados emocionales para favorecer acercamientos específicos a los problemas.
Regulación emocional.
  • Habilidad para estar abierto tanto a estados emocionales positivos como negativos.
  • Habilidad para reflexionar sobre las emociones y determinar la utilidad de su información.
  • Habilidad para atender reflexivamente las propias emociones y las de los demás, reconociendo su influencia.
  • Habilidad para regular las propias emociones y las de los demás sin minimizarlas o exagerarlas.

"INTELIGENCIA EMOCIONAL" DE GOLEMAN


El término “ Inteligencia Emocional” se popularizó con el libro de Goleman, publicado en 1995. Para este autor  la inteligencia emocional implica conocer las propias emociones y saber manejarlas, motivarse a sí mismo, reconocer las emociones de los demás y establecer buenas relaciones con los demás.


EL COCIENTE EMOCIONAL


En 1997 Bar-On propuso  el término de “Cociente emocional”, el cual estaría formado por 5 componentes y 15 factores: percepción de uno mismo (autoconcepto, autoconciencia emocional, autorrealización); expresión de uno mismo (asertividad, expresión emocional, independencia); componente interpersonal (empatía, relaciones interpersonales, responsabilidad social); toma de decisiones (resolución de problemas, contrastar la realidad, control de impulso) y manejo del estrés (flexibilidad, tolerancia al estrés, optimismo).


MODELOS DE INTELIGENCIA EMOCIONAL


Desde entonces hasta la actualidad se han venido distinguiendo dos tipos de modelos de I.E.:

  1. Modelos de habilidad que se centran en las habilidades mentales para procesar información emocional y utilizar adecuadamente tal información.
  2. Modelos mixtos que incluyen, además, rasgos de personalidad (optimismo, asertividad…)

Diversas investigaciones han mostrado los efectos beneficiosos que tiene el desarrollo en los estudiantes de las habilidades de inteligencia emocional: mejora en el rendimiento académico, mejora en los comportamientos sociales positivos, reducción de los problemas de conducta y reducción del estrés emocional y mejora del bienestar psicológico.


A MODO DE CONCLUSIÓN


Hay que señalar que los términos “inteligencia”  e “inteligencia emocional” son constructos teóricos, es decir, se refieren a entidades hipotéticas de difícil definición que no son directamente observables sino que se infieren a partir de la conducta.

Como ocurre con el concepto tradicional de inteligencia, relacionada más directamente con el desarrollo académico, en ocasiones personas que han sido evaluadas como “muy inteligentes” pueden no tener un adecuado rendimiento académico y presentar déficits en alguna o varias de las competencias académicas. Por el contrario personas valoradas como “poco inteligentes” pueden evidenciar competencias académicas más adecuadas. Es decir en ocasiones existen discrepancias significativas entre la medida o evaluación de una hipotética capacidad y la manifestación conductual de la misma.

Esto mismo es aplicable al constructo de "Inteligencia Emocional" por lo que muchos profesionales han preferido una concepción que se acerque más a la conducta directamente observable, mediante la evaluación y desarrollo de las competencias emocionales.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • Gardner, H. (2011). Frames of mind: The theory of multiple intelligences. Basic books. 
  • Salovey, P. y Mayer, J.D. (1990). Emotional intelligence. Imagination, Cognition, and Personality, 9, 185-211. 
  • Mayer, J.D. y Salovey, P. (1997). What is emotional intelligence? In P. Salovey & D. Sluyter (Eds). Emotional Development and Emotional Intelligence: Implications for Educators (p. 3-31) Nueva York: Basic Books. 
  • Goleman, Daniel. Inteligencia emocional. Editorial Kairós, 2012. 
  • Bar-On, Reuven. "BarOn emotional quotient inventory: Technical manual." 1999. 
  • Berrocal, Pablo Fernández, and Natalio Extremera Pacheco. "La Inteligencia Emocional y la educación de las emociones desde el Modelo de Mayer y Salovey." Revista Interuniversitaria de Formación del profesorado 54 (2005): 63-94.