martes, 16 de junio de 2015

LA COMPETENCIA DIGITAL





La competencia digital hace referencia al uso creativo, crítico y seguro de las tecnologías de la información y la comunicación para alcanzar los objetivos relacionados con el trabajo, la empleabilidad, el aprendizaje, el uso del tiempo libre, la inclusión y participación en la sociedad.

Para el Consejo y Parlamento europeos “La Competencia digital implica el uso crítico y seguro de las Tecnologías de la Sociedad de la Información para el trabajo, el tiempo libre y la comunicación. Apoyándose en habilidades TIC básicas: uso de ordenadores para recuperar, evaluar, almacenar, producir, presentar e intercambiar información, y para comunicar y participar en redes de colaboración a través de Internet” (2006).

La competencia digital es una de las competencias educativas básicas para el aprendizaje a lo largo de la vida y constituye quizás una de las competencias determinantes de ese aprendizaje debido a que los entornos personales y sociales de aprendizaje de este comienzo del siglo XXI son básicamente entornos digitales. Y es posible que sea una de las competencias en las que los profesores menos están influyendo en desarrollarla entre sus alumnos, en gran medida porque una parte considerable del profesorado no tiene adecuadamente desarrollada su propia competencia digital o en todo caso la viene desarrollando a marchas forzadas.

A lo señalado anteriormente hay que añadir la tímida apuesta de las administraciones educativas por el desarrollo adecuado de la competencia digital, desarrollo que requiere que los centros educativos tengan la dotación adecuada en recursos tecnológicos (terminales y dispositivos, redes, conexiones de alta velocidad, software,  etc.) que está siendo claramente insuficiente y en muchos de los casos obsoleta, mucho más después de estos años de crisis.

De manera general, y a pesar de lo que ha cambiado la sociedad en las dos últimas décadas,  en la mayor parte de los centros educativos las clases y los procesos educativos se siguen haciendo prácticamente de la misma forma que a final del siglo XX

La consecuencia para los alumnos de no desarrollar de forma óptima su competencia digitales va más allá del ámbito educativo pudiendo quedar al margen de muchas actividades sociales y culturales, perder oportunidades tanto laborales como personales e incluso puede poner en riesgo su propia seguridad personal por un uso inadecuado de las tecnologías de la información y la comunicación, tal como señala Alat-Mutka (2011).

A finales de 2010 el Institute for Prospective Technological Studies (IPTS), recibió el encargo de la Dirección General de Educación y Cultura de la Comisión Europea de desarrollar el Proyecto de Competencias Digitales (DIGCOMP) con el objetivo de definir un modelo de competencias digitales para la ciudadanía europea del siglo XXI, con un enfoque centrado en el uso de las tecnologías para el desarrollo personal, social y profesional.

ÁREAS DE LA COMPETENCIA DIGITAL


Este proyecto establece 5 áreas de la competencia digital, con una serie de sub-áreas en cada una de ellas:

1. Información: identificar, localizar, recuperar, almacenar, organizar y analizar la información digital, evaluando su finalidad y relevancia.

a)     Navegación, búsqueda y filtrado de información.
b)     Evaluación de información.
c)      Almacenamiento y recuperación de información.

2. Comunicación: comunicar en entornos digitales, compartir recursos a través de herramientas en línea, conectar y colaborar con otros a través de herramientas digitales, interactuar y participar en comunidades y redes; conciencia intercultural.

a)     Interacción mediante nuevas tecnologías.
b)     Compartir información y contenidos.
c)      Participación ciudadana en línea.
d)      Colaboración mediante canales digitales.
e)     Netiqueta.
f)       Gestión de la identidad digital.

3. Creación de contenido: Crear y editar contenidos nuevos (textos, imágenes, videos…), integrar y reelaborar conocimientos y contenidos previos, realizar producciones artísticas, contenidos multimedia y programación informática, saber aplicar los derechos de propiedad intelectual y las licencias de uso.

a)     Desarrollo de contenidos.
b)     Integración y reelaboración.
c)      Derechos de autor y licencias.
d)     Programación.

4. Seguridad: protección personal, protección de datos, protección de la identidad digital, uso de seguridad, uso seguro y sostenible.

a)     Protección de dispositivos.
b)     Protección de datos personales e identidad digital.
c)      Protección de la salud.
d)     Protección del entorno.

5. Resolución de problemas: identificar necesidades y recursos digitales, tomar decisiones a la hora de elegir la herramienta digital apropiada, acorde a la finalidad o necesidad, resolver problemas conceptuales a través de medios digitales, resolver problemas técnicos, uso creativo de la tecnología, actualizar la competencia propia y la de otros.

a)     Resolución de problemas técnicos.
b)     Identificación de necesidades y respuestas tecnológicas.
c)      Innovación y uso de la tecnología de forma creativa.
d)     Identificación de lagunas en la competencia digital.


En España existe el “Marco Común de Competencia Digital Docente”, creado a final de 2012 en el ámbito del Ministerio de Educación y las Comunidades Autónomas, con el objetivo principal de posibilitar que los profesores conozcan, ayuden a desarrollar y evalúen la competencia digital de los alumnos. Este marco asume y desarrolla el proyecto DIGCOM de las comunidades europeas.

El profesor Manuel Área de la Universidad de La Laguna explica en este vídeo de forma sencilla y clarificadora el concepto de competencia digital:



REFERENCIAS



No hay comentarios:

Publicar un comentario