jueves, 18 de mayo de 2017

LOS FACTORES EMOCIONALES Y SOCIALES EN PISA 2015


Foto:Flickr

El ultimo informe PISA referido a la evaluación realizada en 2015 recoge por primera vez un análisis  específico de algunos factores emocionales y sociales relacionados con el bienestar de los estudiantes. Este estudio está recogido en el tercer volumen del informe PISA 2015 bajo el título “El bienestar de los estudiantes”. De este estudio son los datos y gráficos utilizados en el presente artículo.

Si bien en anteriores informes de PISA se había elaborado y analizado el denominado Estatus Social Económico y Cultural (E.S.E.C.), indicador de riqueza compuesto por tres medidas relacionadas con el nivel más alto de educación alcanzado por los padres, el prestigio de la profesión con mayor consideración social de los padres y el nivel de recursos domésticos, no es hasta 2015 cuando PISA estudia como factores relevantes en la educación los referidos a la realidad emocional y social de los estudiantes.

De esta forma PISA comienza a preocuparse no solo por el rendimiento académico, sino también por el desarrollo integral de los estudiantes, en sus dimensiones física, psicológica y social, reconociendo así la importancia de estos factores tanto en la consecución del éxito académico como de la felicidad personal y el desarrollo pleno de la personalidad humana que, al fin y al cabo, constituye el fin último de la educación.

Los resultados de los estudiantes españoles muestran que éstos tienen un nivel de satisfacción con su vida similar a la media de la O.C.D.E., presentan mayores niveles de ansiedad ante los exámenes y el estudio así como una menor motivación para el logro. Por otra parte nuestros estudiantes se identifican más con el centro educativo, existiendo un menor grado de acoso escolar, y además presentan un mayor grado de convivencia e interacción con los padres.

Las conclusiones referidas a los estudiantes españoles en las diferentes variables estudiadas son las siguientes.

Satisfacción de los alumnos con su vida


España se sitúa en 7,4 puntos dentro una escala que mide el grado de satisfacción con la propia vida de 0 a 10. El promedio O.C.D.E. se sitúa en 7,3.

Ansiedad ante el estudio y los exámenes

Este tipo de ansiedad es común a todos los alumnos de los países participantes en PISA y se muestra con mayor frecuencia en las chicas que en los chicos.

Los alumnos españoles expresan un grado de ansiedad más alto en comparación con la media de la O.C.D.E.


La motivación para alcanzar un logro


La motivación resulta ser un factor determinante  deel éxito y el fracaso, tanto en el centro educativo como en la vida. Motivar a los estudiantes es uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan los profesores a diario.

En general, los estudiantes españoles presentan menor motivación para conseguir un objetivo que el promedio del conjunto de países O.C.D.E.





El sentido de pertenencia al centro escolar de los alumnos y sus relaciones con los profesores 

El sentido de  pertenencia al centro escolar  aporta a los alumnos sentimientos de seguridad, identidad y comunidad, que favorece su desarrollo académico, psicológico y social.

Los alumnos españoles son los que más se identifican con su centro en comparación con los de la OCDE. Este dato es muy positivo en el sistema educativo español.

Los alumnos que perciben que sus profesores les apoyan, muestran un mayor sentimiento de pertenencia al centro.


El acoso entre iguales (bullying)


España presenta un porcentaje inferior al de la O.C.D.E. en acoso entre iguales. Alrededor de un 14% de los estudiantes afirman haber sufrido algún tipo de acoso en el entorno escolar al menos varias veces al mes, por debajo del promedio de países O.C.D.E. (18,7%).

Uno de los factores comunes que se relaciona con una incidencia menor del acoso entre iguales y la victimización es la disciplina en clase y en el centro.

Cuando los alumnos trabajan en un entorno estructurado y con orden, se sienten más seguros, se involucran más en las tareas escolares y se ven envueltos en menos comportamientos de riesgo.
  

Uso de los alumnos del ordenador


Tanto el uso excesivo como el uso reducido de Internet pueden producir rendimientos académicos más bajos, un nivel de satisfacción inferior y tasas más altas de absentismo.

De media, los alumnos españoles utilizan Internet 167 minutos diarios entre semana y 215 los fines de semana. La media de la O.C.D.E. es de 146 y 184 minutos respectivamente.

La implicación familiar, el rendimiento de los alumnos y su satisfacción con la vida


Los efectos positivos de la implicación paterna en las actividades diarias de sus hijos en los centros son evidentes. En España, el 58% de los padres expresa intercambiar ideas con los profesores de su hijo acerca del papel de los padres y del apoyo familiar, mientras que la media de los países es solo del 42%.

España es uno de los países donde padres e hijos conviven más estrechamente según los datos PISA. Más del 90% de los padres dijeron compartir una comida diaria con sus hijos y al menos un 74 % hablan con sus hijos sobre cómo les va en clase y en el centro escolar. Además, estos momentos de interacción familiar pueden contribuir decisivamente a la prevención de posibles trastornos alimentarios en los adolescentes.




REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • El bienestar de los estudiantes. Resultados de PISA 2015. MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTES. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario